#2 Esas teorías de que el hombre no pisó la luna... - WEBSITE X5 UNREGISTERED VERSION - Página personal de Francisco Javier del Río Fernández

Vaya al Contenido

Menu Principal:

#2 Esas teorías de que el hombre no pisó la luna...

Agunas reflexiones sobre...

Siempre me ha molestado sobremanera las teorías conspirativas sobre el montaje que realizó el gobierno americano en la llegada del hombre a la luna. Y tenía pensado dedicar algunas reflexiones sobre este tema cuando, por casualidad, tropecé con una maravillosa página del astrónomo Phil Plait.

El astrónomo Phil Plait, del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad del Estado en Sonoma (miembro de la Universidad de California), ha dedicado gran parte de su vida profesional a investigar minuciosamente los errores, falacias e inexactitudes en que incurren ciertos "científicos" (más exactamente pseudocientíficos) que pretenden tergiversar los hechos para apoyar sus teorías, más o menos delirantes, absurdas o sencillamente aberrantes.

A estos efectos, Philip maneja su propio sitio, una excelente web llamada Bad Astronomy donde detallada y científicamente destruye ladrillo a ladrillo los grandes edificios de la mentira seudocientífica y se revuelca entre sus ruinas.

Una encuesta supuestamente demuestra que el 20% de la población norteamericana no cree que en realidad las misiones Apolo hayan llegado a la Luna, sino más bien que se trata de una elaborada mentira similar a la que se retrata en la película "Capricornio 1".

La teoría de la "conspiración" es soportada básicamente por un pseudodocumental de televisión (Fox) en la que se intenta demostrar la hipótesis del engaño. Dice Plait: "El programa es básicamente una hora de basura. Está cargado de maneras de pensar equivocadas, suposiciones ridículas y ciencia plagada de errores. Según ellos, la NASA no estaba tecnológicamente capacitada para llegar a la Luna en ese momento, pero la tensión producida con los soviéticos a causa de la Guerra Fría los forzó a mentir".


Tres grandes "mentirosos"

Los puntos principales de los autores de la teoría de la "conspiración" son los siguientes:

1) Que el documental permite al espectador sacar sus propias conclusiones.
2) Que el 20% de los estadounidenses no creen que el Hombre haya llegado a la Luna.
3) Que el metraje "supuestamente" obtenido en la Luna es muy parecido a la película "Capricornio 1" (que trata sobre un engaño similar, pero relativo a Marte).
4) Que en la fotos de las misiones Apolo no aparecen estrellas en el cielo.
5) Que en los lugares de alunizaje no se aprecian cráteres producidos por los cohetes de las naves.
6) Que se ven las huellas de los astronautas alrededor de la nave, a pesar de que el cohete debe haber barrido todo el polvo del área.
7) Que las sombras no se ven negras del todo en las fotos.
8) Que, habiendo una iluminación de fuente única (el Sol), las sombras de los objetos debiesen ser paralelas entre sí, y ¡no lo son!
9) En dos fotos, una con el módulo posado y otra sin él, los fondos son idénticos.
10) Que en dos videos, uno con un astronauta de pie y otro con dos, los fondos son también idénticos.
11) Que los movimientos de los astronautas en el espacio debieron haber desbalanceado el módulo, y no es así.
12) Que en el despegue rumbo a la Tierra de vuelta, no hay llamas visibles bajo la nave.
13) Ciertos videos parecen haber sido filmados en la Tierra pero en cámara lenta.
14) Las banderas norteamericanas flamean en un medio sin aire.
15) Que todas y cada una de las fotos están perfectamente expuestas y obturadas.
16) Que las marcas de registro (esos pelitos en forma de cruz) de ciertas fotos están detrás del sujeto, lo que es a todas luces imposible.
17) Que la radiación al cruzar los Cinturones de Van Allen es mortal para el hombre, por lo que los astronautas no debieran haber sobrevivido.
18) Que la NASA suele matar a los astronautas para que no reconozcan la verdad de todo lo anterior.

Veamos como nuestro amigo Phil se dedica a refutar científicamente todos y cada uno de estos argumentos falaces y/o equivocados.

CUESTIÓN 1: Aclaración previa al programa

Al principio del documental se ve una placa que indica textualmente: "El siguiente programa trata acerca de un asunto controvertido. Las teorías que aquí se expresan no son la única explicación posible. Invitamos a los espectadores a juzgar por sí mismos basándose en toda la información disponible".

Phil responde: "La última cosa que los productores de la película quisieran es que el espectador sacara sus propias conclusiones. Si lo hubieran deseado, hubiesen otorgado espacios iguales de tiempo en el aire a los representantes de ambas posturas. En vez de ello, la enorme mayoría del metraje está dedicado a los ´conspirativos´ (así llamaremos de ahora en más a los que creen que la Luna sigue siendo virgen), con sólo dispersas, vagas y esporádicas intervenciones de algún ´escéptico´ (que así llamaremos a los que sabemos que el Hombre llegó a la Luna y se trajo pedazos de ella). En consecuencia, la única ´información disponible´ para el espectador no avisado es la que da el documental mismo".

CUESTIÓN 1 RESUELTA.

CUESTIÓN 2: ¿20% es igual a 6%?
El programa dice que el 20% de los norteamericanos creen que el Hombre no llegó a la Luna. En 1999, la prestigiosa encuestadora Gallup realizó un sondeo que muestra que sólo el 6% de los norteamericanos suscriben a la conspiración. Esto está de acuerdo con la encuesta de Time/CNN de 1995 sobre el mismo asunto, que arrojó los mismos resultados.

La propia Gallup dice: "Aunque si se lo toma literalmente ese 6% representa a millones de personas, no es raro descubrir que la mayoría de las personas responde que sí a casi cualquier pregunta que se les haga en una encuesta. La mejor interpretación es que la postura conspirativa no está muy extendida".

El programa de Fox decía textualmente, en realidad, que el 20% de los encuestados tenía dudas de que el Hombre hubiese llegado a la Luna. Por lo tanto, todo depende de qué se le defina a encuestado por el sustantivo "dudas". ¿Si fuimos a la Luna o no? ¿Cuál es la velocidad de escape necesaria para llegar allí? ¿Si la señora de Buzz Aldrin es rubia o morena? Plait hace un cuestionamiento más serio: "¿´Dudas´ significa que el encuestado está convencido de que el Hombre nunca fue a la Luna o que considera remotamente posible que la NASA haya tramado el engaño? Son dos cosas muy diferentes. El programa no solamente no aclara la cuestión, sino que ni siquiera dice de dónde sacó la encuesta que él mismo cita".

Si estos elementos, es evidente que la cifra no ha de ser tomada en cuenta por ningún estudio serio.

CUESTIÓN 2 RESUELTA.

CUESTIÓN 3: Los videos de la Luna se parecen a una película de Ciencia Ficción

"El hecho de que el metraje rodado en la superficie de la Luna se parezca a ´Capricornio 1´, ¿es sólo una coincidencia o es la clara evidencia de una conspiración?" se pregunta Plait. "¡Ninguna de las dos!" se responde de inmediato. "La película fue rodada en 1978, nueve años después de que el Hombre llegara a la Luna. ¡La película fue hecha para parecerse lo más posible a la realidad! El argumento del documental es especialmente falaz, y sólo sirve para demostrar lo lejos que están dispuestos a llegar para justificar un escándalo".

No creemos que esta cuestión merezca más respuesta que la expresada.

CUESTIÓN 3 RESUELTA.

CUESTIÓN 4: ¿En el cielo lunar no hay estrellas?

Un cielo sin aire es siempre negro. En la Luna no hay aire, por lo tanto es negro. En un cielo negro y sin aire deberían verse las estrellas. En las fotos lunares no se ven las estrellas. Por lo tanto, según el programa, las fotos no fueron tomadas en la Luna sino en un galpón de Nuevo México.

Gran ejemplo de cómo inventar una entelequia que parece un silogismo. Profecías autocumplidas. Yo establezco las premisas que convienen a mis conclusiones. Increíble. ¿Qué opina el consecuente Phil de esta cuestión?

"¡Las estrellas están ahí, sólo que su luz es demasiado débil para verse en las fotos! Ésta es la primera cuestión que abordan los conspirativos. Me sorprende siempre, porque es tan tonta que no se puede creer. Sin embargo, parece apelar a nuestro sentido común: cuando el cielo es negro aquí en la Tierra, vemos las estrellas. Por lo tanto, en la Luna también debiéramos verlas".

c
¡Idiotas! ¿Cómo se os olvido dibujar las estrellas?

El fenómeno que describe el astrónomo es conocido técnicamente como "cielo nocturno". Y claro que tiene estrellas (salvo en caso de que se produzca el fenómeno conocido como "noche nublada").

Como el color de nuestro cielo depende de la dispersión de la luz en las partículas suspendidas en el aire, es obvio que en un mundo sin atmósfera será negro. Aún con el Sol alto en el cielo al mediodía, seguirá siendo negro. Si uno se para en la Luna ve las estrellas, no importa si es de noche o si es de día. Entonces, Phil: ¿por qué no las vemos en las fotos de la NASA? Porque todas las fotos lunares se subexponen ex profeso.

"Suponga que usted está en la Luna y quiere sacar una foto de su amigo astronauta. El Sol está bajo en el horizonte, porque todos los alunizajes se hacen a primera hora de la mañana lunar. ¿Cómo calibra la cámara? El paisaje lunar está brillantemente iluminado por la luz solar, y el traje del otro astronauta es blanco. Para sacar una foto de un sujeto blanco sobre un fondo blanco, usted tiene que usar una exposición muy rápida y un obturador muy cerrado. De este modo, la cámara puede tomar con claridad sujetos muy iluminados. ¡Las estrellas son objetos débilmente iluminados! Simplemente no se ven con exposiciones rápidas, porque no tienen tiempo de impresionar la película".

Como se ve, el asunto es de técnica fotográfica. No tiene nada que ver con que si el cielo es azul, verde o a lunares. Tampoco importa si hay atmósfera, si es de aire, de metano o de perfume francés. Si uno estuviera en el espacio profundo, lleno de estrellas, y pusiera su cámara como se pone para sacar fotos en la Luna, ¡tampoco vería las estrellas!
Phil anota que éste es el "más razonable" de los argumentos conspirativos, y nos advierte que de aquí en más se ponen peores y peores... ¡En fin...!

CUESTIÓN 4 RESUELTA.

CUESTIÓN 5: No hay cráter...
El pseudodocumental de la Fox afirma que "un cohete capaz de alunizar en la Luna tendría que haber producido un enorme cráter quemado en la superficie, pero no hay ninguno".


Pues vaya, pues resulta que no hay crater...

La respuesta no por obvia es menos contundente. Dejemos hablar a Phil: "Cuando uno estaciona el auto, no lo mete en el hueco a 100 kilómetros por hora. Los astronautas hacen lo mismo. Por supuesto que los motores del módulo pueden producir 4.500 kilos de empuje, pero tienen un acelerador. Encienden el motor con fuerza para dejar la órbita y más lento al aproximarse a la superficie, pero no tienen que acelerar muy fuerte para tocar el suelo, sólo se apoyan con los motores a unos 1.300 kilos de empuje".


Insistimos: ¡¡No hay crater!!

La tobera del Eagle tenía 1,37 metros de diámetro, lo que evivale a algo menos de 1,5 metros cuadrados de superficie en la boca. Esto significa una presión de empuje inferior a 0,68 kilos por cm2 en la salida de la tobera al momento de tocar tierra (perdón, Luna). "Es muy poca presión", explica Phil. "Además, el chorro del escape de un cohete se dispersa muy rápido en el vacío. En la Tierra, el aire comprime el chorro en la forma de una columna delgada, que es el motivo de que se vean grandes llamas y humo en la base de un cohete que despega. En el vacío, los gases de la tobera se dispersan, disminuyendo mucho más la presión ejercida por el chorro. ¡Por eso es que no hay cráter! Mil trescientos kilos parecen mucho empuje, pero desperdigados por una superficie enorme equivalen a una caricia".

Claro, los conspirativos no se mezclan en cuestiones banales como la matemática o la física.

CUESTIÓN 5 RESUELTA.

CUESTIÓN 6: Uno pisa y se ven las huellas

Ésta también tiene que ver con escapes. Los conspirativos dicen que al alunizar el cohete se veía claramente cómo barría todo el polvo debajo de él. Esto es cierto. Pero también dicen que, si el cohete barrió el polvo, no tendríamos que ver las huellas de los astronautas a pocos centímetros de la nave. Esto no es cierto. Más bien, es un error grande como el Palacio de Versalles.

El ejemplo que da Plait ilustra exactamente el problema (y lo destruye): "Tome una bolsa de harina y vuelque el contenido en el piso de su cocina (niños: ¡no lo hagan!). Inclínese, inspire profundamente y sople la pila de harina lo más fuerte que pueda. ¡Puf! Ahora hay harina por todas partes, ¿verdad? ¿Por qué? Porque el momento cinético de su aliento pega en la harina, haciéndola moverse. Pero preste atención a ese movimiento: las partículas de harina suben, van a los costados, a media altura en la cocina y a cada rincón posible. Si usted sopla con la fuerza suficiente, verá que las partículas hacen rizos en el aire, y que el aire mismo las transporta a sitios a los que su chorro de aliento no puede llegar. De hecho, la mayoría de las partículas van a partes de la cocina hacia los cuales usted no sopló".


El señor Buzz Aldrin, otro gran mentiroso

El asunto es que, en la Tierra, uno no sopla solamente con los pulmones: se ayuda con el aire atmosférico. El aire sostiene las partículas, no las deja caer durante un rato y se mueve impulsado por otras partes del aire, en una especie de dominó. Estamos tan acostumbrados a ver que una masa de aire empuja a otra y ésta a otra que ni siquiera nos damos cuenta de ello. Como cualquiera comprende, en la Luna no hay aire. Plait: "El único polvo desplazado por el gas de las toberas es el que es golpeado físicamente por el gas de la tobera, o el que es golpeado por otra partícula de polvo. En definitiva, sólo el polvo ubicado directamente debajo del escape o un poquito más allá se moverá. El resto se quedará donde está". Y todo ello sin importar qué tan potente sea el chorro en un ambiente sin aire.

Incluso, el fenómeno favorece la nítida impresión de huellas a pocos centímetros del escape, porque allí el polvo es algo más grueso, ya que ha recibido el que fue expulsado de debajo del cohete.

Phil reconoce que no ha podido resistirse y concluye diciendo: "Otro argumento conspirativo que ¡muerde el polvo!".

CUESTIÓN 6 RESUELTA.


CUESTIÓN 7: Sombras que no son negras

Los conspirativos: Las sombras no se ven oscuras; los objetos ubicados en los manchones de sombra son claramente visibles. La única fuente de luz de la Luna es el Sol; al no haber aire no hay dispersión atmosférica de la luz. ¿Por qué no son negras las sombras? ¿Por qué? ¿POR QUÉ, EH?

Doctor Phil Plait: "Ésta cuestión es una de mis favoritas. Los conspirativos te dan la respuesta dentro de su mismo argumento, cuando dicen ´La única fuente de luz es el Sol...´. Esto no es así. La otra fuente de luz es la propia Luna. El polvo lunar tiene una extraña propiedad: tiende a reflejar la luz en la dirección de la que proviene. Si uno está parado en la superficie de la Luna e ilumina un lugar con una linterna, verá un círculo brillante en el lugar que está iluminando. Alguien ubicado a pocos centímetros de él difícilmente verá nada. La luz es reflejada preferentemente hacia la lámpara de la linterna y no hacia la persona ubicada a un lado".


Que pesaos con lo de las sombras divergentes!!

Lo mismo sucede con la luz de Sol: "Digamos que vemos una foto que muestra al Sol en la parte derecha. Ilumina el lado derecho del módulo, y el izquierdo está en la sombra. Sin embargo, la luz que cae más allá de la nave a la izquierda es reflejada hacia el Sol de nuevo, directamente hacia la superficie del lado que está en sombras".

Se trata del "efecto halo", conocido técnicamente como heiligenschein (que, en alemán, significa "halo"). El heiligenschein explica otros argumentos conspirativos, como que los astronautas a menudo parecen estar iluminados por un reflector. Se trata, simplemente, del círculo de luz del Sol que vuelve a él sin desviarse. El efecto es muy claro aquí en la Tierra también. Para comprobarlo, Phil aconseja lo siguiente: "En una mañana fresca, párese sobre césped húmedo. Dé la espalda al Sol y mire la sombra de su cabeza. Verá un halo a su alrededor. El efecto es también notorio en superficies de polvo fino y revuelto, como campos de béisbol o pistas de turf. O la Luna".

CUESTIÓN 7 RESUELTA.

CUESTIÓN 8: Una fuente de luz, sombras paralelas

Ésta es todavía más fácil de destruir: el programa dice que hay muchas fotos tomadas en la Luna con el Sol muy bajo. Por consiguiente, las sombras son muy alargadas. Si el Sol es la única fuente de iluminación (coro), las sombras debieran ser paralelas. Sin embargo, son divergentes. Es una pregunta interesante en apariencia pero boba en la profundidad —como todas las tonterías que aparentan apelar al sentido común—. ¿Prueba de la conspiración de la NASA?
No.
¿Prueba de que hay dos reflectores iluminando los objetos?
No, tontuelo. Si hubiera dos reflectores cada objeto tendría dos sombras, y hasta los conspirativos pueden ver que no es así.
¿Prueba de que el Sol está muy cerca de la Luna, digamos, a 19 metros?
No. No. NO.


Las sombras parecen diverger. Lo malo es que la línea amarilla está falseada a propósito

¡Prueba de que existe un fenómeno llamado "efecto de perspectiva"!
Las sombras no son paralelas a causa de la perspectiva. Cedemos gentilmente la palabra al astrónomo Phil: "Recuerde que estamos viendo sólo la fotografía (una representación bidimensional de una escena tridimensional), no el paisaje real en sí. El hecho de reducir las dimensiones de un objeto causa distorsiones. Cuando el Sol está bajo y produce sombras largas, dos objetos situados a diferentes distancias proyectarán sombras que parecen no ser paralelas, incluso en la Tierra. El fotógrafo está en el piso. Si la foto hubiese sido sacada desde un helicóptero (desde arriba de los dos objetos) las sombras se verían paralelas. Puede experimentar usted mismo: salga en un día soleado y mire las sombras de dos objetos, uno cercano y otro lejano. Verá que parecen diverger. Como los demás, éste es un argumento que puede destruir usted mismo, sin necesidad de confiar en mi palabra. ¡Vaya y mírelo!".

Phil reconoce que la Tierra llena en el cielo lunar es muy brillante, y que por supuesto podría producir una segunda sombra, mucho más débil que la proyectada por la luz solar. Una vez más, al igual que las estrellas, esta sombra suele quedar oculta por el impresionante brillo del suelo lunar de alto albedo. "Esto también lo puede comprobar usted. Salga en una noche de luna llena. En la oscuridad, verá su sombra. Póngase debajo de un farol de la calle. La sombra de luz lunar quedará enmascarada por el brillo de las baldosas bajo el farol. Tal vez pueda verla todavía, débilmente, pero será difícil".

CUESTIÓN 8 RESUELTA.

CUESTIÓN 9: Si las fotos son diferentes, los fondos tienen que ser diferentes.

No es así. ¿Por qué tendría que ser así?
El pseudodocumental muestra dos fotos, una con el módulo y otra sin él. En efecto ambas muestran la misma montaña en la distancia. ¿Qué pasó? ¿El módulo se fue y se olvidó al fotógrafo en la Luna?
Cuesta creer que alguien pueda plantear esta cuestión tan tonta y fácil de explicar. Más aún cuesta creer que alguien la ponga en un supuesto "documental". Y, peor, que una empresa lo ponga al aire.
Increíble.


Buzz Aldrin chupaba mucha cámara

El tono de exasperación de Philip es muy notorio. El hombre está perdiendo la paciencia. Conténgase usted también: "Las dos fotografías son reales. Repita conmigo: la Luna no es la Tierra... En la Tierra, los objetos muy lejanos están oscurecidos por el espesor del aire y las partículas de polvo y humedad que contiene. Nosotros usamos este fenómeno inconscientemente para estimar las distancias. En la Luna, sin embargo, no hay aire, y por lo tanto las montañas lejanas parecen nítidas y definidas como si estuvieran al alcance de la mano. Usted no puede saber si un peñasco mide un metro y está a 100 metros de distancia, o si mide 100 metros y se encuentra a 10 kilómetros. Es lo que sucede en el caso cuestionado. En la primera foto, el módulo está a 20 ó 30 metros del fotógrafo y las montañas a muchos kilómetros. Luego, el hombre se desplazó un par de cientos de metros al costado y sacó la segunda foto. El módulo quedó fuera de campo, pero las montañas de seguro no se movieron. Si usted examina las fotos con detenimiento, verá que las rocas y cráteres del fondo se han movido ligeramente de una foto a otra, tal cual se esperaría de dos tomas efectuada con una diferencia lateral de doscientos metros o así. ¡No es un fraude, es paralaje!".


Extraordinaria montaña lunar: no camina!

La dificultad para estimar el tamaño de los objetos en la Luna contribuye al problema. Una roca de diez kilos no luce diferente de una del tamaño de la Casa de Gobierno, precisamente porque no se pueden estimar correctamente las distancias. Si no sabemos las distancias, difícilmente podremos juzgar el tamaño de los objetos, y viceversa. Nuestro cerebro juzga las distancias por los tamaños relativos, y los tamaños de acuerdo a distancias conocidas. Son todos tuyos, Phil: "Hay un ejemplo sorprendente en uno de los videos de la Apolo 16. Se ve una roca que aparentemente mide 3 metros. Cuando los astronautas caminan hacia ella, ¡se revela que es más grande que una casa! Este pedazo de montaña parece una piedrecita hasta que un se acerca para juzgar su tamaño en forma directa; en este caso, viendo a los astronautas que parecen enanos a su lado".

Este problema fue confirmado por alguien que sabe un poco del tema. Con gran sorpresa, Phil recibió un mail de Charlie Duke. Para los que no lo conocen, Duke es un general de brigada (retirado) de la Fuerza Aérea estadounidense. Fue CAPCOM de la Apolo 11 (es el astronauta que está en la base terrestre de Houston, el único que habla con la tripulación, lo cual evita que se produzcan superposiciones de voces en caso de crisis), piloto suplente de la Apolo 13, piloto del módulo lunar en la Apolo 16 y otra vez piloto suplente en la misión Apolo 17. Charlie fue quien alunizó la Apolo 16 en la Planicie Cayley, y caminó junto con su comandante John W. Young por la región de Descartes durante 20 horas y 15 minutos. Charlie recogió 98 kilos de piedras lunares y las trajo a la Tierra, colocó el primer detector de rayos cósmicos sobre la superficie lunar, instaló en Descartes el primer observatorio de rayos ultravioletas lejanos y es uno de los dos hombres record en actividades extravehiculares (su paseo espacial con Thomas Mattingly duró 1 hora y 13 minutos). Algo sabe. Bueno, precisamente Charlie Duke le manda ese mail a Phil Plait para explicarle en detalle la dificultad que existe en la Luna para estimar las distancias y los tamaños de las cosas. Pero, claro, me olvidaba: los conspirativos dicen que Charlie Duke nunca estuvo en la Luna.


El tal Charlie Duke, otro mentiroso

Phil concluye: "Ciertamente, la producción del programa de TV debió haber hablado con un experto de verdad antes de poner una tontería como ésta".

CUESTIÓN 9 RESUELTA.
 
CUESTIÓN 10: Más fondos idénticos...

Durante las excursiones efectuadas por la tripulación de la Apolo 16 (nuestro amigo Charlie Duke era uno de los excursionistas), se tomaron, entre otros muchos, dos videos. Uno de ellos muestra una colina con un astronauta en la cima. En la otra, se ve la misma colina con dos astronautas en la cima. La NASA dice que se trata de dos colinas separadas por 4 kilómetros, y dice que ambos fueron filmados con un día de diferencia. ¿Es que en la Luna todas las montañas son iguales? ¿La NASA piensa que los conspirativos son idiotas? ¿Por qué miente la NASA, por las barbas del Profeta?

Es curioso observar los dos segmentos del video. En el primero, efectivamente se ve a Charlie Duke y a John Young en la cima de una colina llamada Station-4 ("Estación 4") llevando a cabo la EVA-2 (Extra Vehicular Activity, "Actividad extravehicular", o sea, una caminata lunar). En la segunda sección, del día siguiente y en otro lugar, se muestra a Charlie solo en la cima de la misma colina.

Y es curioso precisamente porque en este caso los conspirativos tienen razón en algo. ¡Hossana, Aleluya, Gloria in Excelsis! En lo que tienen razón es en el hecho de que se trata efectivamente de la misma colina. Lo que es falso es que la NASA mienta deliberadamente.

"No hay por qué explicar como malicia lo que se puede atribuir a un simple error. Es cierto que el video de la NASA dice que las dos colinas están separadas y que un video es de un día y el otro de otro. Lo que yo hice fue llamar a Eric Jones, editor del Apollo Lunar Surface Journal, y él me explicó que los dos video fueron tomados en la misma colina y con tres minutos de diferencia".

Así de simple. La NASA puede equivocarse. Y de hecho se equivocan. Si no, que le pregunten a la infortunada tripulación del Challenger.

Se equivocaron. Luego la revista oficial de las misiones Apolo reconoció el error. ¿Y qué? ¿Los conspirativos nunca se equivocan?

CUESTIÓN 10 RESUELTA.

CUESTIÓN 11: Los movimientos de los astronautas desequilibran el módulo

Claro. Por supuesto que es así. Es una simple cuestión de física.
Lo que es oscuro, por supuesto que no, es que los módulos deben estrellarse, llevando a la conclusión de que el alunizaje fue falso.

La cuestión presente es tan tonta que de vergüenza contestarla, y para eso ni siquiera necesitamos al muy capacitado Phil: por cierto que cualquier movimiento desequilibra el módulo en su caída hacia la Luna. Por cierto que los previsores ingenieros de la NASA dotaron al vehículo de pequeños cohetes que compensaban todo cambio en el centro de masa de la nave. Incluso las toberas principales podían inclinarse ligeramente para mantener un balance cuasiperfecto.
De hecho, el mismo hecho de quemar el combustible (los tanques, como se comprenderá, se van vaciando y pesan cada vez menos) desequilibra la nave. Entonces el piloto enciende unos cohetitos y corrige el problema.

CUESTIÓN 11 RESUELTA.

CUESTIÓN 12: Cuando despegan para volver, no se ven las llamas del escape bajo el vehículo

Cuando la mitad superior del módulo lunar se desprende de las patas y se eleva en búsqueda de su módulo de servicio que lo espera orbitando, no se observan llamas de cohete. Es evidente que la toma es falsa.

Es evidente que los conspirativos no entienden nada de química, de naves espaciales ni de nada. Es tan simple que da vergüenza.

El combustible que se usó en los módulos lunares NO PRODUCE LLAMA. Es como asombrarse de que la pólvora sin humo no produzca humo. El combustible es una mezcla de hidrazina (carburante) y tetróxido de dinitrógeno (oxidante o comburente). La hidrazina y el tetróxido de dinitrógeno entran en ignición por su mero contacto, y producen un gas incoloro, por lo que no se ve llama alguna. La confusión viene por comparar el despegue desde la Luna con el lanzamiento desde Cabo Kennedy. Aquí se usa un Saturno-5, que tiene cohetes de combustible sólido (nada que ver con la hidrazina) y que produce inmensas cantidades de fuego, humo y llamas. La mezcla H/TD se sigue usando hoy, y si uno mira un transbordador espacial verá que tampoco larga fuego.

CUESTIÓN 12 RESUELTA.

CUESTIÓN 13: Los videos de la Luna fueron filmados en la Tierra, pero en cámara lenta

Aunque se pasen a diez veces la velocidad normal, siguen pareciendo tipos caminando en un ambiente extraterrestre, aunque se puede dar, en este caso, el beneficio de la duda a los conspirativos, porque al fin y al cabo es cuestión de opinión. Dice Phil: "Viendo un video de los astronautas bajar en el auto lunar por la falda de una montaña, me siguieron pareciendo raros. Aunque, claro, la falta de gravedad sobre sus cuerpos podría trucarse con cables. ¡Pero el coche no! Se observa el polvo levantado por las ruedas: cada partícula describe una parábola perfecta y vuelva a caer al suelo. En la Tierra el polvo queda suspendido en el aire y forma una nube. En los video de la Luna esto no ocurre. Se trata de una perfecta demostración de vuelo balístico en el vacío. Si la NASA trucó esta escena, tiene que haber hecho un estudio del tamaño de la ladera de una montaña, totalmente aislado y con un vacío absoluto. Ni siquiera hoy existe la tecnología para lograr eso".

CUESTIÓN 13 RESUELTA.

CUESTIÓN 14: Las banderas estadounidenses ondean en el vacío. ¿Cómo, si se supone que no hay aire?

Los conspirativos dicen que alguien dejó abierta la puerta del set de filmación... La explicación es muy diferente.
"Por supuesto que una bandera puede ondear en el vacío", asegura Phil. "El video que da origen a esto muestra la respuesta. El astronauta está girando el asta de la bandera, que además tiene un palo horizontal de donde cuelga la tela. En el vacío o en la atmósfera, si usted gira un palo vertical que tiene sujeto un palo horizontal del que cuelga una bandera, la bandera va a ondear. El mástil va a girar, el palito horizontal también, y la bandera los seguirá produciendo ondeos horizontales descendentes. No es el aire, sino la bandera".


La bandera del Apolo 17

Pero hay otra foto, donde se ve que la bandera tiene una ondulación, y el astronauta no la está tocando. ¿Y ahora, Phil? "Es que no está ondeando. Parece que estuviese ondeando por el modo en que se la colocó. La bandera cuelga de un mástil telescópico horizontal agarrado al asta principal (vertical). En la Apolo 11, el mástil telescópico se trabó, y Edwin Aldrin no lo pudo extender del todo. Por eso, la bandera quedó con algunos pliegues que hacen que parezca ondear, como foto de una cortina a medio correr. A los demás astronautas les gustó como quedaba, y en los vuelos subsiguientes dejaban el mástil horizontal sin desplegar del todo a propósito. Irónicamente, hicieron su trabajo muy bien. Engañaron sin querer a mucha gente".

Cuanto más pensamos en eso, más tonto nos parece el argumento conspirativo. Siendo tan fino el polvo del suelo del "estudio", si hay una puerta abierta, ¿por qué no se ve mover el polvo?

CUESTIÓN 14 RESUELTA.

CUESTIÓN 15: Todas y cada una de las fotos tomadas en la Luna son técnicamente perfectas. ¿Cómo es esto posible?

Una de las más tontas de todas las objeciones conspirativas. Realmente causa gracia, pero es sorprendente la "seriedad" con la que la consideran el documental de la Fox así como todos los libros y sitios web comprometidos con el bando conspirativo.
La cuestión dice así: Los astronautas llevaron a la Luna cámaras que se colgaban de la pechera de los trajes espaciales (para poder operarlas con una sola mano). Estas cámaras ni siquiera tenían ocular ni un visor réflex (porque los astronautas llevaban enormes cascos, que obviamente no les permitían llevarse el objetivo al ojo ni inclinar la cabeza para mirar por un visor profesional). Todas y cada una de las fotos fueron tomadas, pues, a ciegas. Sin embargo, todas ellas están perfectas, con los sujetos centrados, correctamente expuestas y con la velocidad y obturación ideales. ¿Cómo demonios es posible esto? Se trata de una de las "pruebas" más claras de que las imágenes fueron tomadas en un estudio por fotógrafos profesionales.
Esta cuestión es tan boba que me da pereza responderla. Es tan obvia que hasta un chico de diez años podría contestarla sin esforzarse mucho.


Hasselblad EDC, la cámara de Edwin Aldrin

Primero y principal, los astronautas no llevaron a la Luna cámaras Kodak Fiesta, sino que se los equipó con las tres mejores marcas del mundo: la Mamiya japonesa, la Leika soviética (con ópticas Carl Zeiss alemanas orientales, que, como todos saben, no tienen parangón ni siquiera hoy) y la Hasselblad sueca. No es muy fácil cometer errores con esas máquinas una vez que se dispone de conocimientos técnicos y de experiencia suficiente. Pero escuchemos al doctor Plait: "Nadie dice que todas las fotos eran perfectas. Lo que sucede es que se tomaron miles de fotos en la superficie de la Luna, y las que se publican y exhiben por cierto que tienden a ser las mejores. Si Buzz Aldrin le cortó la cabeza a Armstrong en alguna toma, es improbable que usted llegue a verla publicada en la tapa de Newsweek. Independientemente de eso, todo lo que esos hombres hicieron en la Luna fue practicado interminablemente en Tierra". Por supuesto. Los conspirativos parecen creer que Aldrin pasó por la puerta de la NASA y le dijeron "vaya a la Luna". Nada de eso. Los astronautas de la Apollo 11 y misiones subsiguientes llevaban doce años entrenándose para sus respectivas misiones. Se entiende que habían tomado decenas de miles de fotos de prueba antes de intentarlo en la Luna. ¿Por qué, Phil?: "La gente de la misión sabía que esas fotografías terminarían siendo parte de los documentos más importantes de la historia humana, por lo que tuvieron particular cuidado en preparar a los astronautas para que las tomaran bien".

Hasta mi gato comprendería que Phil tiene razón. Y éste último (mi gato no habla) nos da un muy buen ejemplo de la práctica que todos los astronautas tienen en sus tareas incluso antes de salir al espacio. El astronauta Story Musgrave tuvo que ir a reemplazar el espejo (nada menos) del telescopio orbital Hubble en 1993. Cuando regresó, alguien le dijo que lo había hecho tan rápido y bien que la tarea había parecido facilísima. "Por supuesto que sí", respondió Musgrave. "Llevo miles de horas practicando ese reemplazo".

Tendemos un manto de piedad sobre esta objeción. Pueden considerar, entonces, a la CUESTIÓN 15 RESUELTA.

CUESTIÓN 16: Las miras en forma de cruz aparecen a veces detrás de los sujetos fotografiados, pero tal cosa es imposible

"Esta discusión es bastante tonta. ¿Es que los conspirativos piensan que la NASA pintó las miras en los decorados y luego puso a los actores que hacían de astronautas DELANTE? Incluso algunos dicen que la NASA agregó las cruces luego, y que cometió algún error en el laboratorio. ¿Para qué? ¿Para qué agregar las cruces más tarde, si las cámaras con cruces incorporadas se vienen fabricando desde hace décadas? Es obvio que los conspirativos no tienen razón, pero independientemente de ello hay muchas fotos que lucen raras. ¿Qué puede haber ocurrido?".



Hay que mirar las fotos con cuidado. Cuando un sujeto parece estar delante de las cruces de registro (que son negras) el sujeto en cuestión siempre es blanco. Por supuesto, se trata de una cuestión fotográfica. Cuando la imagen está sobreexpuesta, los objetos blancos "rellenan" los objetos negros, especialmente cuando son de poco ancho. Es un problema de contraste. Los objetos negros situados detrás se vuelven invisibles porque lo blanco sobresatura la película. Esto no es magia ni conspiración, es sólo teoría fotográfica de la más básica. En el sito de Ian Goddard se muestran ejemplos de este fenómeno.

CUESTIÓN 16 RESUELTA.

CUESTIÓN 17: La radiación de los Cinturones de Van Allen es mortal para el ser humano. ¿Cómo es que los astronautas están vivos?

Las insensateces se acumulan en el documental, amenazando con alcanzar proporciones dignas de los Himalayas.

Los Cinturones de Van Allen son áreas alrededor de la Tierra en donde nuestro campo magnético atrapa las partículas del viento solar. Por supuesto que un hombre sin protección moriría si se expusiera a la radiación durante un lapso prolongado. Las palabras claves aquí son sin protección y lapso prolongado: "En realidad, las naves espaciales atraviesan los cinturones bastante rápido, en menos de una hora. No hay tiempo para absorber una dosis letal de radiación, además de que el casco de la nave bloquea la mayoría de las partículas".

Es así de simple. Pero el programa insiste: entrevista a un cosmonauta soviético que dice que en verdad estaban muy preocupados y que dudaban de que el casco de la nave pudiera protegerlos. Phil vocifera: "¡Por supuesto que estaban preocupados por eso antes de que las primeras misiones mostraran que las naves eran seguras!". La Fox, por supuesto, no traduce la palabra "antes". Si usted hubiese sido Yuri Gagarin, ¿no se hubiera preocupado por este asunto?
El hecho es que los astronautas mueren de enfermedades, accidentes o asesinatos, pero no por causa de los Cinturones de Van Allen.

Digamos a coro: CUESTIÓN 17 RESUELTA.

CUESTIÓN 18 (que por suerte es la última, pero, para compensar, es la más ridícula de todas): La catástrofe de la Apolo I no fue un accidente. La NASA asesinó (sí, como lo lee) a Chaffee, Grissom y White para evitar que hablaran de que todas las misiones a la Luna iban a ser una gran farsa

Ya sé, ya sé... Usted no lo puede creer como no puedo creelo yo, y por supuesto tampoco Phil. A ver: "Esta acusación es tan repugnante que tuve muchas dificultades para encontrar una respuesta coherente. El programa de la Fox no tiene ninguna base astronáutica, no sabe nada de física, de fotografía ni siquiera de sentido común, pero se cree autorizado a acusar a la NASA de matar a su propio personal. Es la acusación más asquerosa que he escuchado".


La tripulación del Apolo 1; de izq. a der: White, Grissom y Chaffee. Sobre la mesa, la nave que devoró sus cuerpos.

Es verdad. La realidad fue la siguiente:

Existió, hasta el accidente de la Apolo AS 204 (luego llamada Apolo 1) una gran diferencia de concepto entre la NASA y sus similares soviéticos. La discrepancia era que los rusos usaban aire como gas respiratorio. La NASA, para ahorrar peso y espacio en los tanques, había decidido utilizar oxígeno puro, habida cuenta de que el aire contiene un 70% de nitrógeno, que no es respirable y encarece los costos de transporte. El problema es que, como todos sabemos, el oxígeno puro es inflamable, explosivo y comburente. A la 1 de la tarde del 27 de enero de 1967, la tripulación de la 204 ingresó a la cápsula para una prueba en tierra. El lanzamiento estaba previsto para el 21 de febrero. Tenían que simular una secuencia de cuenta regresiva completa sobre el cohete Saturno 1B a efectos de entrenarse para su vuelo orbital del mes siguiente. El Saturno no tenía combustible. Los astronautas eran Virgil "Gus" Grissom (comandante), Roger Chaffee (piloto) y Edward White (piloto del módulo de comando).


Los astronautas del Apolo I en un ensayo en tierra igual al que les costó las vidas.

El simulacro tuvo varios problemas menores que provocaron grandes retrasos, hasta que un fallo general de las comunicaciones obligó a detener la cuenta regresiva a las 5:40 de la tarde. Los cosmonautas permanecieron sentados en sus asientos esperando la reanudación de la prueba. Luego de 51 minutos de espera, una voz desesperada (se cree que la de Chaffee) apareció en los auriculares de los técnicos de Control de Tierra: "-Fuego. ¡Huelo fuego!". Dos segundo más tarde se escuchó la voz de White: "-¡Fuego! ¡Fuego en la cabina!". El incendio arrasó la cabina en diecisiete segundos (el momento en que se oyó expirar al último de los tripulantes). En ese instante todos los datos de telemetría desaparecieron de las pantallas.
No se pudo salvar a los astronautas, pero las filmaciones demuestran que se intentó con desesperación. La escotilla se abría hacia adentro, pero para ello había que vencer la presión interna, que era superior a la exterior (como en todas las naves espaciales). Los astronautas (que se estaban quemando vivos) hubiesen debido liberar la presión mediante una válvula para que el equipo de rescate consiguiera auxiliarlos. Con sólo 17 segundos de vida y la atmósfera de la nave en rabiosa combustión, es evidente que no pudieron hacerlo. Los rescatadores forzaron la puerta de la escotilla sólo a los 5 minutos de iniciado el fuego, pero Chaffee, Grissom y White ya habían muerto a causa de la inhalación de humo y las quemaduras.


Restos de la cabina del Apolo I: una manera bastante extrema de deshacerse de alguien

Todo el programa Apolo fue sometido a una investigación exhaustiva a partir de la tragedia: se pudo determinar que el fuego se inició en un manojo de cables que corría hacia la izquierda en el tablero de Grissom, a pocos centímetros de su rostro.

La investigación determinó cambios profundos en el diseño y en los materiales de las naves Apolo: el oxígeno se reemplazó por aire comprimido, se introdujeron materiales ignífugos en toda la cápsula y se diseñó una nueva escotilla de emergencia que se abría hacia fuera.

Los cambios fueron tan radicales y profundos que, salvo el accidente de la Apolo 13, nunca la NASA volvió a tener un problema con una cápsula Apolo. De hecho, el siguiente accidente fue la catástrofe del Challenger, ocurrida el 28 de enero de 1986.

Al igual que las víctimas de los transbordadores espaciales Challenger y Columbia, la NASA perpetuó la memoria de Grissom, Chaffee y White inmortalizando sus nombres en accidentes geográficos marcianos. Así, una colina ha sido bautizada "Monte White" (ubicada a 11,2 km al noroeste del vehículo Spirit). La montaña localizada 7,5 km al sudoeste se llama ahora "Monte Grissom" y la que está a 14,3 kilómetros al sudsudoeste lleva el nombre de "Monte Chaffee". Las tres se encuentran en las cercanías del monumento Columbia Memorial Station, así bautizado en homenaje a las víctimas del segundo transbordador.

El argumento de los conspirativos es tan descerebrado que uno se preguntaría por qué gastar miles de millones de dólares cuando cualquier asesino lo hubiese hecho por doscientos. Con el mismo razonamiento, se podría afirmar que la agencia espacial soviética permitió que Laika se friera viva en la reentrada a la atmósfera porque seguramente la perrita "sabía demasiado".

REPUGNANTE CUESTIÓN 18 RESUELTA.

CONCLUSIÓN:
Asqueado, Phil Plait se detiene aquí, y nosotros, para tratar de mantener nuestra salud mental, haremos lo mismo.
La cuestión de la conspiración lunar ha quedado lo suficientemente desacreditada.
Sin embargo, aún se siguen publicando libros y páginas web insistiendo e insistiendo sobre lo mismo.
No recomendaremos a nuestros lectores que los exploren, porque, como dice nuestro amigo Phil, "contienen más tonterías de las que cualquier cerebro humano puede soportar".

 

 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal